¿Quieres saber un poco más de mi?

Hazte un cafecito y ponte cómodo, porque voy a contarte mi historia

Mi nombre es Sarah Boos. Nací en Colombia, pero viví gran parte de mi vida en la ciudad de Maracaibo, Venezuela, y en 2018 me mudé a México, donde resido actualmente.

Si me preguntan a qué me dedico, de primera no sé si contestar que escribo historias, que ilustro, o que también soy diseñadora gráfica de profesión, por lo que prefiero contarles un poco de mi historia, para que sepan cómo llegué a hacer lo que hago.

EL DISEÑO GRÁFICO, ¿CÓMO LLEGÓ A MI VIDA?

A ver, ¿por dónde empezar? Sinceramente, yo de niña quería ser muchas cosas: que si bailarina, luego veterinaria, luego bióloga marina, ¡y hasta astróloga! Pero al final el baile es más como un hobbie (y no es que se me de muy bien). Mi amor por los animales sigue intacto, pero dejé un lado el hecho de estudiar veterinaria después de ver por Animal Planet un programa sobre operaciones. Luego, el estudiar biología marina era más por querer permanecer buceando todo el día, pero mis pobres oídos no iban a estar muy de acuerdo con eso. Y la astrología… bueno, me gusta leer sobre ella de vez en cuando.

Ahora, ¿cómo llegó a mi vida el diseño gráfico y por qué decidí estudiarlo?

Recuerdo que desde pequeña siempre me gustó dibujar, me gustaban los colores, y crear cosas, pero en realidad, todo fue gracias a una amiga de la familia -y mi mentora en este mundo del diseño- que me ayudaba con las tareas del colegio, ¡y estudiaba la carrera en ese momento! Al ver todas las cosas que hacía, y cómo las hacía, me dejó maravillada. Sin embargo, no me decidí por estudiar esta carrera hasta que llegó el momento de tomar la decisión. Sentía que tenía una gran creatividad que debía ser explotada de alguna manera, ¿y qué mejor que el diseño gráfico para ello?

Así pues, en el 2013 comencé la Universidad, y terminé obteniendo mi título en el 2017. Fueron cuatro años maravillosos en los que hice grandes amistades que aún conservo, tuve muchos aprendizajes, y uno que otro tropiezo, además de que me tocó experimentar las fuertes protestas que se dieron en Venezuela durante el 2014… lo que abrió las puertas de la Sarah escritora, pero eso será para un poco más adelante.

Me mudé a México en 2018 y comencé a tener algunos empleos en diseño gráfico hasta que decidí convertirme en freelance, y así es como he estado continuando hasta ahora, trabajando con algunos clientes en distintos sectores. Además, recientemente decidí empezar con mi carrera como ilustradora, cuyos proyectos aún están en proceso.

¿POR QUÉ EMPECÉ A ESCRIBIR? 

Si le preguntamos a la Sarah del pasado si se imaginaba escribiendo y publicando libros, se hubiera reído a carcajadas mientras se ahogaba diciendo que estaban bromeando. Jamás me ví escribiendo, aunque me gustaba mucho inventar historias al jugar sola o con mis amigos. Me costaba mucho leer de pequeña, pero creo que lo que hizo que le tomara cariño a la lectura fue Harry Potter, si no fuese por esos libros, quizá, no estuviera escribiendo éstas palabras.

EL COMIENZO…

Si la memoria no me falla, los primeros cuentos que escribí fue cuando tenía alrededor de 10 u 11 años para unos concursos que involucraban a colegios a nivel nacional, (o regional, no recuerdo). Sé que la mayoría de los que escribí tenían que ver con caballeros, espadas, princesas, reyes, fantasía, aventura y misterio. Desde que tengo memoria, he sido fan de las leyendas del Rey Arturo, de hecho, una de mis películas favoritas es La Espada en la piedra. Además, para ese tiempo estaba viendo la serie japonesa Inuyasha que también tiene mucho material de espadas, magia, misterio, guerras y, al igual que las leyendas de Arturo, se ha convertido en una inspiración constante para mí.

Mi «primer libro» lo empecé a escribir cuando estaba en segundo año de secundaria. Honestamente, no me acuerdo demasiado de qué trataba, salvo que era un intento de fantasía épica… tiempo después escribí algunos cuentos también de este estilo, y todos se han quedado bien guardados.

TRILOGÍA CAMINOS PARA LIBERAR AL SOL…

El proyecto que me enseña que uno debe trabajar duro si quiere cumplir sus metas.

Antes de empezar, debo recalcar que después de entrar a la Universidad, me dediqué a escribir no historias, sino párrafos sobre cómo me sentía con tantas cosas nuevas que llegaban a mi vida.

La idea para esta trilogía llega durante las protestas que se dieron en Venezuela durante el año 2014. Fueron meses duros en los que las clases en las Universidades y colegios estaban suspendidas. Las calles eran un caos, las noticias cada vez más desalentadoras… Toda aquella desesperanza y tristeza hizo que, un día, tuviera la necesidad de escribir… pero no un párrafo, si no una historia. La historia de un país maravilloso gobernado bajo el mandato de un Rey tirano, un país sin esperanzas, y lleno de Oscuridad.

Para no alargarles tanto, los meses fueron transcurriendo y la historia fue tomando forma hasta que llegué a un punto ciego, en el que decidí no continuarla… hasta finales de 2015, cuando Venezuela vio un pequeño rayo de luz. El 2016 fue el año donde terminé Caminos para liberar al sol I. El comienzo del fin, descubriendo que tenía en mis manos una historia que debía ser dividida en tres partes. El comienzo del fin pasó por un proceso de edición de la mano de una amiga durante todo el 2017. A finales de ese año, ya había comenzado Caminos para liberar al sol II. Ejército de almas, y ya había decido que quería publicar estos libros.

Pero no es hasta julio 2020 cuando Caminos para liberar al sol I. El comienzo del fin logra ver la luz, después de que toda la trilogía estuviera terminada.

Y sí, este mundo sigue creciendo. Actualmente me encuentro trabajando en más material que verá la luz muy pronto, mientras lo intercalo con lecturas de libros de diferentes géneros, mangas, mi trabajo, mis proyectos de ilustración, y mi vida diaria.

Si te gustaría darle un vistazo a los dos libros de mi trilogía hasta ahora publicados, puedes hacerlo aquí:

Caminos para liberar al sol I. El comienzo del fin

Caminos para liberar al sol II: Ejército de almas 

Cuentos y leyendas del Pequeño Continente

Y si te gustaria contactarme para alguna cotización, o paquetes, puedes hacerlo aquí: CONTACTO